Iglesia de Santo Tomé El Entierro del Señor de Orgaz

Iglesia de Santo Tomé

Iglesia construida en el siglo XII sobre una antigua mezquita del XI. 

En el siglo XIV al encontrarse en estado ruinoso fue reconstruido por encargo de D. Gonzalo Ruiz de Toledo, señor de Orgaz, trasformando el antiguo minarete o alminar en el campanario de la iglesia realizado en estilo mudéjar.

En dicha iglesia bajo la advocación de San Esteban da cobijo a los agustinos que hasta entonces se encontraban extramuros de la ciudad

Santo Tome es conocida mundialmente por el cuadro que albergue en su interior, el entierro del señor de Orgaz, considerada obra maestra del pintor cretense Domenico Theotocopoulos “El Greco”.

D. Gonzalo Ruiz de Toledo fue una persona muy piadosa, en vida se hizo carga de la manutención del templo y tras su muerte dejo en herencia que la gente de su señorio, Orgaz, tenían que dar una serie de prevendas anuales tales como 2 pellejos de vino, 8 pares de gallinas, 2 cargas de leña y 800 maravedies.

D. Andres Nuñez se percato del incumplimiento de la voluntad de D. Gonzalo y lo reclamo teniendo que acudir a jucio para poder recibirlo.

Tras ganar el juicio celebrado en Valladolid y con el dinero conseguido encarga a “El Greco” la realización del cuadro donde quede reflejado el milagro que en Santo Tome acontecio, según cuenta la leyenda San Agustin y San Esteban bajaron de los cielos para depositar el cuerpo de D. Gonzalo recitando la siguiente frase, “Tal galardón recibe quien a Dios a sus santos sirve” y en ese momento se abrieron los cielos para el alma del difunto.

El cuadro esta diferenciado claramente en una parte terrenal y otra celestial. En la parte terrenal se celebra una misa de difuntos tal y como se celebraba en el s XVI (fecha cuando se realiza el cuadro) y no el s XIV (fecha de la muerte de D. Gonzalo) como debería haber correspondido.

Cuando la persona a enterrar en el s. XVI era un personaje importante acudían al sepelio las tres ordenes religiosas, agustinos, franciscanos y dominicos. Las vestiduras de los presentes también corresponden al s.XVI (gorgueras en sus cuellos)

Podemos decir que es el primer retrato en conjunto del arte español ya que “El Greco” representa en la parte terrenal a muchos personajes de la sociedad toledana como por ejemplo su hijo Jorge Manuel, un autorretrato del pintor, D Andres Nuñez, párroco de la iglesia, el ecónomo de la iglesia D. Pedro Ruiz Duron, Diego de Covarrubias, Antonio de Covarrubias, el Cardenal Quiroga, Rodrigo de la Fuente y en la parte celestial al monarca Felipe II y el Papa Sixto V.

El Greco alcanza en este cuadro su madurez artística e introduce los rasgos de la corriente manierista a la cual pertenece: alargamiento de las figuras, escorzos inverosímiles, colores brillantes y uso artificial de las luces y sombras.

Disfruta de Toledo y sus posibilidades

  • 1
  • 2

Santo Tomé